DANZA EXPERIMENTAL DE BOGOTÁ (2002)
Adscrito al Ballet Anna Pavlova
53 AÑOS DE PRESTIGIO EN COLOMBIA

En el año 2002 sentí el deseo de iniciar una búsqueda personal nueva en la exploración de un movimiento danzario que reprodujera mis impulsos vitales, corporales, emocionales y coreográficos.

Después de incursionar en las artes de la coreografía desde joven, y habiendo adquirido la experiencia de montar los grandes clásicos, inspirada en los montajes originales de sus creadores, teniendo la experiencia de explorar nuevas facetas como coreógrafa en obras de corte neoclásico y moderno quería explorar otras posibilidades que me brindaran la satisfacción personal y artística de buscar unas líneas diferentes, fusionando estilos y técnicas danzarías que provienen del estudio realizado por mí, durante mis años como bailarina profesional de diversas técnicas de la danza.

Las sólidas bases de años de Ballet, mi experiencia como bailarina clásica, lírico dramática, con estudios complementarios de técnica Graham, Limón, Horton, flamenco, Jazz y danzas orientales, me han influenciado  en esta etapa de mi labor como coreógrafa y me ha permitido utilizar y poner ese conocimiento al servicio de mis ideas coreográficas.

La búsqueda del creador artístico es plasmar sus más profundas vivencias por medio del arte que practica, en mi caso la danza y la literatura.

Espero por medio de lo que escribo con los cuerpos de mis bailarines de “Danza Experimental de Bogotá” poder tocar las emociones universales del amor, del desamor, del recuerdo o del olvido en los espectadores que aplauden nuestras obras y en los bailarines que actúan para ellas.

La reacción que produce en mi cerebro mi cuerpo o mi alma, un poema leído ayer o antes de ayer, el recuerdo de un cuadro, de una pintura, de una escultura observada por mí en tiempos pasados o recientes, el sello de un bailarín o bailarina que desate mi deseo de “crear” de “construir” algo preciso y perfecto para sus cuerpos, es el motor que me mueve para poner en marcha mis ideas de movimientos diversos, diferentes, que logren “plasmar” la película que desarrolla mi pensamiento en la relación táctil y dúctil de la danza, como una película interna, que veo solo yo y que deseo ver trasladada a la realidad en el escenario, después de meses de pensar, de soñar y de experimentar con el movimiento.

Es escribir un poema, un libro sobre los cuerpos de los bailarines, como un pintor que pone sobre el lienzo su trazo, su dibujo, su paleta de colores, de luces y de sombras. Buscando nuevos caminos, la danza vive, se renueva, no se queda inmóvil ni estancada, fluye como un rió que siempre se renueva sin pausa.

There are no articles in this category. If subcategories display on this page, they may contain articles.